¿Cuál ha sido el papel de la CODHEM frente al abuso policial en EdoMex?

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter

Como parte de una estrategia para investigar el fenómeno de abuso policial en el Estado de México, desde Innovación Cívica nos dimos a la tarea de integrar una base de datos que nos ayudara a visualizar la magnitud del problema, así como para determinar si se realiza de manera sistemática. Mediante solicitudes de acceso a la información pública construimos una base de datos para los municipios más poblados de la Zona Metropolitana del Valle de México: Nezahualcóyotl, Ecatepec de Morelos, Tlalnepantla de Baz y Naucalpan de Juárez.

Para fines de dicho proyecto, el objeto de estudio “abuso policial” abarca distintas formas de mal comportamiento por parte de agentes policiales y de procuración de justicia (policías municipales, oficialías conciliadoras y calificadoras, fiscalía de justicia) como primer contacto de las personas con el sistema de justicia, denunciadas, principalmente, ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM) por ser el organismo competente para conocer de cualquier violación de derechos humanos cometidos por servidores públicos de estas instituciones.

De esta manera, a través de solicitudes de información que realizamos a la propia CODHEM y a las instituciones referidas, se pidió a dicha institución que informara sobre el número de quejas recibidas en contra de las autoridades antes citadas, durante el periodo 2017-2020 (periodo de gestión del actual titular) y el sentido en que la CODHEM había resuelto todas ellas.

  • Nezahualcóyotl
    • Policía municipal: 438 quejas
    • Oficialías mediadoras conciliadoras y calificadoras: 36 quejas
  • Ecatepec
    • Policía municipal: 294 quejas.
    • Oficialías mediadoras conciliadoras y calificadoras: 19 quejas
  • Tlalnepantla
    • Policía municipal: 298 quejas
    • Oficialías mediadoras conciliadoras y calificadoras: 29 quejas
  • Naucalpan
    • Policía municipal: 334 quejas.
    • Oficialías mediadoras conciliadoras y calificadoras: 20 quejas.
  • Fiscalía General de Justicia del Estado de México
    • 7,251 quejas.

Es importante resaltar que, de este conjunto de quejas que recibió la CODHEM, las cuales suman 8,719, solamente en 7 casos se emitieron recomendaciones, lo que representa el 0.08% de efectividad para emitir una recomendación, tan sólo para los abusos policiacos relacionado con los municipios de Nezahualcóyotl, Ecatepec, Tlalnepantla y Naucalpan, así como las quejas relacionadas con el actuar de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México. La mayoría de las quejas recibidas fueron concluidas como “no tratarse de violaciones a derechos humanos” (36.55%), seguido de “haberse solucionado la queja durante el trámite respectivo” (29.65%), “improcedencia de la queja” (13.27%), “resueltas en conciliación o mediación” (1.91%) u otros motivos.

Estos indicadores muestran que la CODHEM está lejos de ser un verdadero organismo defensor de derechos humanos, que sirva como contrapeso a las instituciones del aparato gubernamental a través de recomendaciones cuya finalidad, en última instancia, es atender las violaciones de derechos humanos y subsanar las fallas estructurales en el actuar de las autoridades.

Si bien el abuso policial es un fenómeno complejo, que obedece a factores de diferentes niveles, desde la forma tradicional de ejercer la función por parte de la policía o los servidores públicos, hasta factores estructurales en la organización policial en los que se establecen ciertas prácticas de corrupción (Alvarado y Silva, 2011), este fenómeno no será contrarrestado si un organismo defensor de los derechos humanos no asume el papel que debe desempeñar en un sistema constitucional.

El abuso policial y en la procuración de justicia son conductas de difícil supervisión y control, que se han sedimentado ante la falta de instancias de participación ciudadana y la debilidad en el monitoreo interno y externo de la actuación de las autoridades (Alvarado y Silva, 2011), de ahí la importancia de fortalecer a la CODHEM, pero también de generar vínculos con la sociedad civil para diseñar mecanismos ciudadanos de monitoreo y contraloría social para el combate al abuso policial y en la procuración de justicia y a generar políticas públicas con perspectiva de derechos humanos.

En el contexto del proceso de designación de nuevo titular para la CODHEM y en medio de los cuestionamientos que las organizaciones defensoras de derechos humanos realizan sobre el trabajo de su actual titular, resulta importante que el Congreso Local garantice la transparencia y el parlamento abierto en este proceso, pues es una oportunidad de rescatar a un organismo ciudadano que ha estado cooptado por el influyentísimo y la impunidad.  

En los siguientes enlaces puedes acceder a nuestros archivos en las que se encuentran las solicitudes de información y las respuestas institucionales.

Respuestas de solicitudes de información que soportan esta nota.

Referencia:

Alvarado Mendoza, A., & Silva Forné, C. (2011). Relaciones de autoridad y abuso policial en la Ciudad de México. Revista mexicana de sociología, 73(3), 445-47

¡Comparte!

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on linkedin
LinkedIn
Share on twitter
Twitter

Otras publicaciones